Inicio España “Montoro pasará a la historia como el Ministro más antimunicipalista”

“Montoro pasará a la historia como el Ministro más antimunicipalista”

Compartir

La secretaria de Política Municipal demanda al Ministro que “cambie de opinión” y promueva una modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que los ayuntamientos puedan reinvertir su superávit

La secretaria de área de Política Municipal, Susana Sumelzo, ha demandado esta mañana al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la sesión de control al Gobierno, que lleve a cabo una modificación de la ley de estabilidad presupuestaria “que permita reinvertir el superávit” de estas administraciones en los ciudadanos. Sumelzo ha advertido a Montoro de que “pasará a la historia por ser el ministro más antimunicipalista”.

En una pregunta dirigida al titular de Hacienda para preguntarle cuándo va a permitir que los ayuntamientos utilicen sus recursos para atender las necesidades de sus vecinos, la también diputada socialista por Zaragoza ha denunciado que en estos años de crisis “mientras usted hacía amnistías fiscales, eran los ayuntamientos lo que respondían directamente a las necesidades de sus vecinos que estaban pasándolo mal”.

La dirigente socialista le ha recordado a Montoro el superávit acumulado por las administraciones públicas en el primer semestre del año, “que supone un 60% más de lo que lograron el año pasado en el mismo periodo, y con él le han ayudado a usted a compensar el déficit del Estado. Usted conoce bien esos datos, porque los ha dado su propio Ministerio, y pese a todo ello sigue mirando hacia otro lado, y sigue castigando a los ayuntamientos, y especialmente a los ayuntamientos más pequeños”.

Sumelzo ha invitado a Montoro a “darse una vuelta por los pueblos de Aragón, de Castilla, de Extremadura, de esa España interior a la que muchas veces se le niegan oportunidades. Le invitamos a que conozca su realidad, a que hable con los alcaldes, y les pregunte cuál es su situación financiera en los ayuntamientos, cuáles son sus necesidades. Y estoy segura de que eso será el mejor termómetro para que cambie de opinión y deje de asfixiar económicamente a los ayuntamientos, porque mire, señor Montoro, todo ese superávit que tienen las administraciones locales sería un magnífico dinamizador de la economía real y usted lo sabe, esa que no llega al ciudadano de la calle, esa que genera empleo y que garantiza los servicios públicos de calidad y que frena uno de los mayores problemas que hoy tiene nuestro país, que es la vertebración territorial y la despoblación”.